El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
         
   

RECETAS DE SARDINAS

   
         
 

SARDINAS CON PEREJIL Y PIÑONES

Ingredientes para 0 persona
1/2 kg. de sardinas plateadas, frescas y gorditas
1/2 limón cortado en cascos
1 vaso (1/4 l.) de vino blanco bueno (D.O. Penedés)
20 cl. de aceite de oliva virgen extra de Les Borges Blanques (Lleida)
2 ramilletes de perejil fresco
50 gr. de piñones pelados crudos (no tostados)
Sal

Preparación

Pedir al pescadero que nos descabece, eviscere, descole y desespine las sardinas.
Así y todo, tan pronto lleguemos a casa, las pasaremos por el grifo hasta dejarlas bien limpias.
Las pondremos luego en una cacerola a la que añadiremos agua hasta cubrir los pescados, salándola.
La llevaremos a ebullición, y añadiremos el vino y las rajas de limón.
Dejaremos cocer el todo, a fuego tranquilo, durante unos 10 minutos.
Extraeremos entonces las sardinas, las secaremos, les quitaremos la piel, los trozos de espina que pudieran haber quedado y, una vez enfriadas, las haremos trocitos, desmigajándolas casi.
En un recipiente de vidrio, en el que ya habremos puesto el aceite, los piñones y el perejil, bien picado (sólo las hojas, no los tallos) echaremos las migas de sardina y removeremos con una cuchara de madera hasta conseguir una consistencia pastosa.
El producto final ha de consumirse extendido sobre rodajas de "pá de pagés" levemente tostadas al fuego.
Incluso pueden frotarse previamente éstas con medio ajo hermoso y, si se quiere, impregnarse con pulpa de tomate (despepitado y despellejado con anterioridad).

 

SARDINAS DE ROSAS ANIMADAS A NUESTRA MANERA

Ingredientes para 0 persona
24 sardinas
1/4 l. de buen vinagre del Ampurdán
1 dl. de aceite de oliva
1 cebolla picada
4 ramas de perejil picado
Unos trocitos de guindilla
Sal
Pimienta recién molida

Preparación

Limpiar las sardinas quitando la espina, de forma que queden divididas en dos filetes.
Colocáis los filetes en una fuente llana, unas al lado de otras, con la parte de la piel hacia abajo.
Se echan los ingredientes sobre las sardinas, dejándolas en maceración durante 24 horas, en el frigorífico.

 

SARDINAS EN ACEITE DE OLIVA

Ingredientes para 0 persona
Sardinas
Ajo
Perejil
Sal
Aceite de oliva
Zumo de limón

Preparación

Se trata de poner sardinas, previamente hechas filetes, en un plato de cristal o de barro, con la parte de la piel hacia dentro, las vamos colocando en capas, y se espolvorean con ajo picado (con prudencia), perejil picado finito y se salan al gusto.
Se cubren con un buen aceite de oliva, se les añade un chorreón de zumo de limón.
Se deja reposar por lo menos 4 horas.

 

SARDINAS EN PAPEL DE ALUMINIO

Ingredientes para 4 personas
16 sardinas hermosas y, sobre todo, fresquísimas (entre 1 1/4 y 1 1/2 kg.)
2 limones
4 chalotas
2 cucharaditas de perejil picado
10 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen
2 cucharaditas de tomillo (sólo las hojitas)
4 pellizcos, no muy generosos, de sal
16 porciones de papel de aluminio suficientes para envolver una sardina en cada una
de ellas

Preparación

Encended y calentad el horno a 200º.
Mientras alcanza tal temperatura, descabezad, destripad, desespinad y desescamad las sardinas.
En una taza de desayuno mezclad el aceite, la sal, el perejil, el tomillo y las chalotas (las cuales habréis picado previamente muy finamente, casi como si fueran ajos).
Colocad una sardina abierta en cada hoja de papel de aluminio.
Distribuid con una cucharita el relleno entre las 16 sardinas.
Cerrad la sardina (esto es, que el relleno quede en medio de los dos lomos) y envolvedla en el papel, dejando los picos sobrantes hacia arriba para que no se salga el relleno.
Alcanzados los 200º, meted sobre la rejilla los 16 paquetitos y dejadlos hacer 16 minutos, de reloj.
Servid sin deshacer los paquetitos (que lo haga cada comensal).
Salen tan tiernas, tan jugosas y tan ricas que no es menester separar la piel de la carne, se come todo.
Acompañad con una ensalada del verde que queráis, pero bien cargada de ajo en el aliño.
Regad con un tinto de vuestra preferencia (un Cariñena).
Las sardinas así elaboradas no repiten o lo hacen muy poco.

 

 
         
 
     
 
 
 
>